¿Por qué es necesaria una campaña internacional?

En Colombia, después de más de 60 años de conflicto armado, con más de 6 millones de víctimas que reclaman verdad, justicia y reparación, la impunidad sigue siendo una constante y el derecho de acceso a la justicia para las víctimas, sobre todo para las que son mujeres, sigue sin ser garantizado.

La violencia sexual en contra de las mujeres en Colombia ha sido y sigue siendo una práctica habitual, extendida, sistemática e invisible en el contexto del conflicto armado [1]. De este delito han sido responsables todos los grupos combatientes. En la Unidad de Víctimas 5.706 personas están registradas por violencia sexual, 86% de ellas son mujeres (4.914) [2]. Y la violencia sexual, como arma de guerra, sigue cobrándose víctimas. Según cifras ofrecidas por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses (INMLCF), en 2013 el número de mujeres víctimas de violencia sexual por parte de actores armado ascendió a 97 mujeres, lo que supone un aumento del 33% comparado con el año anterior. De las mujeres que identificaron como presunto agresor a un miembro de un grupo armado, 35 afirmaron que pertenecía a un grupo de la delincuencia organizada (36%), 30 a las fuerzas armadas, de policía, policía judicial y servicios de inteligencia (31%), 19 a grupos alzados al margen de la ley (20%) y 13 a grupos de seguridad privada (13%)[3].

Según destaca el INMLCF, la violencia sexual de la que son víctimas las mujeres en el marco del conflicto armado colombiano no cuenta con registros que permitan dimensionar su verdadero alcance debido, entre otras razones, al desconocimiento de los procesos judiciales, la baja tasa de denuncia y las intimidaciones a las víctimas y testigos [4].

Las acciones judiciales emprendidas en contra de los responsables aún son insuficientes. En el contexto de la Ley 975 de 2005, marco jurídico que reglamentó el proceso de desmovilización de los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), las estadísticas de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz, a diciembre 1 de 2012, dan cuenta de 39.546 hechos confesados de los que solamente 96 corresponderían a delitos de violencia sexual [5]. De las 14 sentencias producidas en este sistema en ocho años de vigencia de la misma, 2 corresponden a violencia sexual. Cifras que contrastan con la dimensión de esta práctica delictiva en las filas de las AUC, documentada en diferentes investigaciones como “La violencia sexual una estrategia paramilitar en Colombia”[6], publicada en febrero de 2013 por la Corporación Humanas.

Con este antecedente de impunidad, en noviembre de 2012 el Gobierno colombiano y las FARC-EP iniciaron un proceso de paz en La Habana. Tras lograr acuerdos en los temas de tierras, participación en política y narcotráfico y cultivos ilícitos, actualmente las negociaciones se centran en el tema de víctimas. En la declaración de principios acordada por las partes para negociar este tema [7], el gobierno y las FARC aseguraron que no intercambiarán impunidades.

La campaña “Sí, sucedió en Colombia” busca que cumplan con lo prometido y que el eventual acuerdo de paz que se firme en La Habana ofrezca verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición para las mujeres víctimas de violencia sexual cometida por todos los actores que han participado en las confrontaciones en el marco del conflicto armado. Una reclamación que pretendemos traspase las fronteras colombianas para que las mujeres víctimas de la violencia sexual se sientan arropadas en su infatigable y valiente lucha en pos de la verdad, la justicia y la reparación.

El mundo está mirando a Colombia, siguiendo con atención los avances de proceso de paz. Una oportunidad histórica para que este país, marcado por décadas de conflicto armado, recoja y haga carne el mensaje del mundo de que la violencia sexual es un crimen intolerable.

______________________________________
[1] Así fue reconocido por la Corte Constitucional en el Auto 092 de 2008.
[2] Datos del Registro Único de Víctimas de la Unidad de Víctimas con corte a 1 de julio de 2014. Disponible en: http://rni.unidadvictimas.gov.co/?q=v-reportes, consultado 25 de julio de 2014.
[3] Cálculos realizados a partir de la información correspondiente al reporte de dictámenes sexológicos registrados por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses en los Forensis 2012 y 2013.
[4] Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses (junio, 2011), Forensis 2010. Datos para la vida. Herramienta para la interpretación, intervención y prevención de lesiones de causa externa en Colombia, Bogotá, págs. 161 y 162.
[5] Ver: Estadísticas Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y Paz. Gestión de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz a 01 de diciembre de 2012, en http://www.fiscalia.gov.co/jyp/unidad-de-justicia-y-paz/.
[6] Corporación Humanas. La violencia sexual una estrategia paramilitar en Colombia. Argumentos para imputarle responsabilidad penal a Salvatore Mancuso, Hernán Giraldo y Rodrigo Tovar. Bogotá, 2013. Disponible en: http://www.humanas.org.co/archivos/libro_La_violencia_sexualcompleto.pdf
[7] https://www.mesadeconversaciones.com.co/comunicados/comunicado-conjunto-la-habana-junio-7-de-2014

Sí, sucedió en Colombia llega a los buses de la ciudad

En ocasiones las personas que habitan diariamente la ciudad de Bogotá, se sienten ajenas al conflicto armado que se vive en el país; es por esto que Sí, sucedió en Colombia se subió a los buses para relatar lo que ha pasado con los cuerpos y las vidas de las mujeres en el marco del conflicto.

Un comentario en “¿Por qué es necesaria una campaña internacional?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s